Por qué la piel es tan sensible y receptiva

654030923
Por qué la piel es tan sensible y receptiva

Combatir el estrés es fácil si nos visitas en nuestro centro de masajes en Madrid centro.

En Centro Masajes Verónica contamos con verdaderas profesionales que conseguirán rebajar el ritmo de tu organismo debido a la actividad del día a día. Los masajes se dan directamente sobre la piel, una gran receptora llena de sensibilidad. Es un órgano esencial para la supervivencia de una persona. Forma una barrera que impide que sustancias y microorganismos nocivos penetren en el cuerpo. Además protege a los tejidos corporales contra lesiones, controla también la pérdida de líquidos fundamentales para la vida como la sangre y el agua, nos ayuda a regular la temperatura corporal a través de la transpiración y nos protege de los rayos ultravioletas nocivos del sol. 

La piel está llena de terminaciones nerviosas y vasos sanguíneos que le confieren una gran sensibilidad al tacto, como en el caso de los masajes. Con ello sentimos frío o calor o cualquier otra sensación. Además, está formada por tres capas: la epidermis, la dermis y el tejido subcutáneo.

La capa superior de la piel, la epidermis, es la capa externa, que provee resistencia y protección. Tiene cuatro capas de células que se descaman y renuevan constantemente. Debajo de la epidermis se encuentra la dermis, que está formada por vasos sanguíneos, terminaciones nerviosas y tejido conectivo. Contienenmoléculas de colágeno y elastina que le da su cualidad de elástica. 

La capa inferior de nuestra piel, el tejido subcutáneo, está formada por tejido conectivo, glándulas sudoríparas, vasos sanguíneos y células que almacenan grasa. Este plano ayuda a proteger el cuerpo contra golpes y otras lesiones y ayuda a mantener la temperatura corporal. 

En nuestro centro de masajes en Madrid centro hacemos que tu piel se tonifique y vibre con masajes especiales. Ven a probarlos. 

haz clic para copiar mailmail copiado