Continuamos en esta nueva entrada del blog de nuestro centro de masajes en Madrid centro hablándote de un tema que ya iniciamos hace algunas semanas, el origen del masaje. En la anterior entrada nos quedamos en la antigua China, donde ya se aplicaba esta técnica varios siglos antes del comienzo de nuestra Era.

Si adelantamos unos años más, hasta el 380 a.C., en la Antigua Grecia, el famoso Hipócrates ya apuntó que el médico debe tener experiencia en “anatripsis”, que se podría equiparar a lo que entendemos por masaje, aunque se deba traducir por “frote”.

No obstante, en el siglo III a.C. ya se menciona la palabra masaje, por primera vez, en un texto épico-religioso de la India, el Majabhárata. Es también de este siglo uno de los tres tratados de medicina ayurvédica más antiguos y en el que se mencionan los masajes. Se trata del Charaka-samjita.

En el siglo VI, otra vez en China, se presentan diez nuevas técnicas de masaje y se sistematiza el tratamiento de enfermedades de la infancia mediante esta terapia. Posteriormente, en el siglo XI se presentaron por parte del médico persa Avicena, algunos métodos de alivio del dolor que incluían los masajes.

Es en 1779 cuando el francés Pierre-Martial Cibot publica el trabajo considerado como capital en la historia de la fisioterapia, porque se considera que tuvo una gran influencia en el fundador de la gimnasia sueca. Y hoy en día puedes disfrutar de unos buenos masajes para la relajación en nuestro local, en Masajes Verónica.

Acércate a nuestro centro de masajes en Madrid centro si quieres disfrutar de las expertas manos de nuestras masajistas. Te ofrecemos la posibilidad de disfrutar de numerosas variedades, incluyendo también los masajes en parejas.