Si buscas un centro de masajes en Madrid centro, no dejes de visitarnos.

En Masajes Verónica contamos con un equipo de masajistas profesionales altamente cualificadas y con una amplia carta de masajes.

En el post de hoy te vamos hablar de la importancia de los colores a la hora de relajarse. Un buen masaje podrá incrementar su poder de relajación y de eliminar tensiones acumuladas durante el día si se combina con una decoración de un color que consiga aplacar tus nervios.

En el mundo de los colores la relajación se suele asociar al azul y al verde, que son colores que se ubican en la parte emocional del cuerpo, pecho y garganta, por lo que son menos activos que otros como el rojo. Sin embargo, el morado es el rey de la relajación, con efectos casi sedantes. Es un color muy bueno para personas que sufren tensión por dolores físicos causados por problemas de huesos o enfermedades como el cáncer. De hecho prueba a colocar un papel transparente de color morado en tu ventana haciendo que toda la habitación sea de ese color, verás que el efecto relajante es instantáneo.

El rosa también es un color relajante, pero a nivel muscular. Se ubica en el pecho y produce sensación de compasión, mimos y cuidados. Una práctica habitual de relajación es imaginarse en la zona de los ovarios el útero de color rosa cuando las mujeres sienten dolores por la menstruación. Ayuda a mejorar la tensión de la zona.

Por último el azul, es relajante pero es un color frío, que no se recomienda en estados depresivos o de ánimo bajo. Es preferible el verde, ya que conecta con la vida y con la alegría.

Llámanos para hacer tu reserva en nuestro centro de masajes en Madrid centro.